Huella de Carbono por Producto

La huella de carbono de producto mide los gases con efecto invernadero emitidos durante todo el ciclo de vida de un producto: desde la extracción de las materias primas, pasando por el procesado y fabricación y distribución, hasta la etapa de uso y final de la vida útil (depósito, reutilización o reciclado).

 

Huella de Carbono por Producto

 

Al analizar estas emisiones, las organizaciones pueden reducir los niveles de contaminación durante todo el ciclo de vida del producto así como en el propio proceso de fabricación de ese producto. Por ello, la huella de carbono se ha convertido en un indicador del impacto ambiental asociado a la actividad de la empresa y que le permite mejorar su consumo energético, sus costes y su contribución al medioambiente.

La ISO 14067 aporta unos criterios que permitirán que la huella de carbono de los productos, que hoy día se han convertido en una herramienta para competir en los mercados internacionales, sean comparables a nivel mundial.  Por tanto, sirve para aumentar la confianza de los consumidores en este indicador ambiental.


ISO 14067 fundamenta el cálculo de la huella de carbono en los principios metodológicos del análisis del ciclo de vida, lo que le permite identificar en qué fase se produce una mayor emisión de gases de efecto invernadero y por tanto, aporta información útil para la correcta identificación de las oportunidades de mejora y reducción de la huella, permitiendo a la empresa aplicar los esfuerzos en el lugar adecuado, con la máxima eficacia y con los mejores resultados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR